BIOGRAFIA

 

Sitio Web Oficial del Padre Edgar Larrea

 

 

Principal ] Sermones ] Oraciones ] [ Padre Edgar Larrea ]

 

 

El padre Edgar Larrea nació en la Ciudad de Celaya, Guanajuato México.

Estudió Filosofía y Teología en Bogotá, Colombia, obteniendo el magister en Sagradas Escrituras en la Universidad Javeriana, Regida por los padres Jesuitas en San Ignacio de Loyola. Se ordenó sacerdote el 29 de noviembre de 1985 en la Catedral Primada de Bogotá.Su experiencia pastoral la inició como maestro de teología en la misma Universidad Javeriana y en la Universidad de Buena Ventura de los Padres Franciscanos en Bogotá. Además de trabajar pastoralmente en la Parroquia de la Santísima Trinidad.

 

 

Por motivos de salud Dios lo trajo a México dónde fue operado en una cirugía a corazón abierto con trasplante de 2 válvulas artificiales en el Centro Médico siglo XXI de la capital y con motivo de su rehabilitación permaneció en Celaya, Guanajuato, dónde ha desarrollado una pastoral de Nueva Evangelización a través de la Comunidad Merkabá, surgida de Renovación Carismática.

 

 

A la izquierda, el Exmo Señor Obispo de la Diócesis de Celaya, Don Lázaro Pérez Jiménez. A la derecha, padre Edgar Larrea Gallegos.

 

 

El 18 de Abril de 2010 es consagrado como Oblato Clérigo Benedictino en el Monasterio de Nuestra Señora de la Soledad en Atotonilco, Guanajuato, siendo Prior el padre Ezequiel Bas Luna.
 

 

Padre Edgar Larrea, Prior Padre Ezequiel Bas Luna y Padre Enrique Gutiérrez.

 

 

Padre Edgar Larrea con la Sra Rubí Laura Alcalde de la Ciudad de Celaya quien le acompañó. Aquí vemos a padre Edgar ya portando el hábito Benedictino.
 

 

CANTAUTOR

 

 

Además de predicar el Padre es canta-autor ofreciendo conciertos de Alabanza y Adoración a nivel Nacional e Internacional, cuenta con 13 producciones profesionales. Dios lo ha ungido en su carisma musical, testimonio de ello es la cantidad considerable de cantos compuestos por él, que tiene como fin impactar a la gente de hoy, para llevarla a un Encuentro con Dios.  
 

 

Todas sus composiciones encuadran dentro de una variedad de géneros y ritmos: adoración, alabanza, danza hebrea, balada, cumbia, rock, salsa, blues, bolero, banda, rancheras, gruperas, norteñas, dance, techno-country, etc...

El Padre Edgar realiza su obra musical como lo que es: un ministerio de Evangelización ( que incluye kerygma, catequésis y predicación), de ahí que sus cantos tengan como fuente de inspiración la Palabra de Dios, la palabra de la Iglesia, y la palabra de la vida como experiencia espiritual.

 

 

DISCOGRAFIA

 

 

 

 

MINISTERIO DE EVANGELIZACION

 

 

  1. COMUNIDAD
  2. MEDIOS
  3. EVENTOS
  4. SITIO DE JERICO
 

 

COMUNIDAD

 

 

  1. SER
  2. QUEHACER
  3. MISTICA
  4. FRUTOS
  5. ORGANIZACION
  6. MINISTERIOS
  7. FIESTAS Y TRADICIONES
 

 

SER

 

 

Es una corriente dentro de la iglesia católica que brota de la experiencia de un Nuevo Pentecostés y genera un renacimiento espiritual. Bajo la autoridad jerárquica y de acuerdo a su naturaleza y estructura y misión, a través de la Nueva Evangelización busca la renovación de la vida cristiana de los fieles en sus momentos Kerigmático, catequético y mistagógico.
 

 

QUEHACER

 

 

Su misión es colaborar en la obra evangelizadora diocesana, proclamando a Jesucristo como Señor, por el poder del Espíritu Santo y para la Gloria de Dios Padre. Su Misión es carismática porque se realiza ejerciendo los dones y carismas que pertenecen a la iglesia y tienen como fin la edificación del cuerpo de Cristo.  

 

 

MISTICA

 

 

Merkabá en hebreo significa “carro de fuego”. Es el carro de Yahvéh-Dios, cuyas ruedas avanzan a los cuatro puntos cardinales. Es portador de la Nueva Evangelización que se extiende en la tierra con nuevo ardor, nuevos métodos y nuevas expresiones. (Ez 1,1; 10, 1-18; 11,22)

 

 

FRUTOS

 

 

Como la iglesia primitiva, el nuevo ardor del Espíritu Santo genera una efusión Carismática que produce: Experiencia del Encuentro con Jesucristo vivo que salva. Conversión como renovación interior profunda. Nuevo compromiso personal con Jesucristo y la iglesia. Gusto por la oración y amor a la Sagrada Escritura. Búsqueda de los Sacramentos, en especial la Reconciliación y la Eucaristía. Nuevo ímpetu apostólico de testimoniar al Señor Jesús para edificar la comunidad cristiana. Amor a la Iglesia Católica y a sus instituciones. Revalorización de María Santísima en el Plan de salvación y un amor a ella como Madre de la iglesia. Disposición e interés para ahondar en la formación católica integral.

 

 

ORGANIZACIÓN

 

 

La organización es comuniológica y concéntrica.

  1. Núcleo: Sacerdote, Coordinador, Secretario y Administrador.

  2. Consejo: Reunión de consulta para el núcleo.

  3. Consejo Ministerial: Reunión de consejo con las cabezas de ministerios.

 

 

MINISTERIOS

 

 

  1. MINISTERIO BENJAMIN

  2. MINISTERIO YESHUA

  3. OTROS MINISTERIOS

 

 

MINISTERIO BENJAMIN

 

 

 

 

PRIMER RETIRO DE BENJAMINES

 

 

 

 

MINISTERIO YESHUA

 

 

 

 

RETIRO DE JOVENES "Yeshua"

 

 

 

 

OTROS MINISTERIOS

 

 

  1. Nazareth: Familias

  2. Didagé: Enseñanza

  3. Dabar: Predicación

  4. Refidim: Intercesión

  5. Preparación y animadores de Asamblea de oración.
    Liturgia

  6. David: Canto y música

  7. Tehil-lim y Shem-el: Conciertos

  8. Levía: Infraestructura de eventos

  9. Mikael: Guardianes

  10. Edecanes: Orden y aseo

  11. Cocina

  12. K-Fe Manná: Café Restaurante Carismático

  13. Librería Emaús

  14. Programa de radio semanal

 

 

 

FIESTAS Y TRADICIONES

 

 

  1. Siquem: Día de la decisión de servir a Dios.

  2. Día de la Alianza; Institución de Ministerios y servicios locales.

  3. Yom Kippur: Día del perdón y renovación del Bautismo.

  4. Zarabanda: Día de convivencia.

  5. Retiro Elías: Motivación del ánimo del servicio.

  6. Nuevo Sinaí: Renovación de la confirmación.

  7. Koinonía: Renovación del amor a la eucaristía y consolidación de la comunidad.

 

 

MEDIOS

 

 

Los medios para ejercer su misión son:

  1. La Oración

  2. La Enseñanza

 

 

LA ORACION

 

 

 

 

Es la base y la fuerza de la vida cristiana personal y comunitaria. En sus distintas formas de bendición, de gracias, petición e intercesión, adoración y alabanza (CEC 2623-4).


Asamblea de Oración: Reunión semanal donde participan todos: servidores, miembros asiduos y recién llegados. Busca la fraternidad en la oración eficaz y efectiva a la luz del modelo de las comunidades cristianas primitivas. La Palabra de Dios se proclama y es acogida en la oración para encarnarse en el corazón y mente de los fieles, produciendo cada vez un mayor conocimiento de Jesucristo y el Plan de Dios.

 

 

LA ENSEÑANZA

 

 

Curso de iniciación: Es el primer anuncio o Kerigma por el cual se logra un Encuentro con Jesucristo y una adhesión explícita y personal a Él. No es enseñanza de carácter doctrinal sino proclamación viva del mensaje de salvación en un clima de oración y conversión que conduce a una experiencia del amor de Dios, de Jesús como Salvador y Señor y del Espíritu Santo como motor de la vida interior, que impulsa a la vida en comunidad, como signo de salvación. Se renuevan los sacramentos del Bautismo, Confirmación e Eucaristía (tres etapas). Duración 7 meses.

Didagé: Es la enseñanza doctrinal o catequesis. Es la formación permanente, progresiva, sistemática e integral. Su acción es esencialmente eclesial: “Precisamente porque (la iglesia) es madre, es también educadora de nuestra fe, y porque la catequesis alimenta a sus hijos…” (DCG 79). La finalidad de la enseñanza es vivir en comunión con Cristo, profundizar en conocimiento un encuentro permanente con Él y con los hermanos en la Fe.

Tiene varios niveles:
1.- Formación de los evangelizadores.
2.- Ajarai (“Hagan como hago yo”): Consta de dos cursos de formación de discípulos e introducción a la Biblia.
3.- Ruah: Creciendo en el espíritu.
4.- Qahal: Pueblo de Dios.
5.- Torah: Instrucción o catequesis permanente.

 

 

EVENTOS

 

 

Congresos, retiros, multifestivales, conciertos y teatro.

 

 

 

 

La Hermana Blanca Ruiz, (Predicadora Colombiana)quien ha apoyado a la Comunidad "Merkabá" y en general, ha enriquecido a toda persona que asiste a los retiros, con sus enseñanzas.

 

 

 

 

Padre Edgar Larrea y Hna. Blanca Ruiz

 

 

SITIO DE JERICÓ

 

 

 

 

Comunidad "Merkabá"
Renovación Carismática Católica
En el Espíritu Santo.

Diócesis de Celaya
Esquina Álvaro Obregón y 5 de Mayo, zona Centro    
C.P. 38000 Celaya, Guanajuato México.

 

 

TESTIMONIOS

 

 

 

 

Se ha constatado cómo Dios ha avalado el ministerio musical del padre Larrea, ya que en los diversos lugares en los que él se ha presentado o donde se han escuchado sus grabaciones, han surgido entre la gente testimonios de conversión y sanación obrada por Jesucristo, en el poder de su Espíritu, para gloria de Dios Padre.

 

 

LECTIO DIVINA

 

 

 

 

“A Dios hablamos cuando oramos, a Dios escuchamos cuando leemos su Palabra” . . . . San Jerónimo

 

 

Una de las líneas que Dios nos dio en el pasado Sitio de Jericó es combatir en “La Batalla Espiritual” (leer Efesios 6,10-18). En el desierto Jesús venció al demonio con las armas de la Palabra, el ayuno, y la oración (Lc.4,1-13). Hoy día nuestra Madre Santísima nos da las 5 piedritas (1Sam.17,40) del pequeño David contra Goliat: Palabra, Ayuno, Oración, Confesión mensual, y Eucaristía.

En esta hoja de instrucción te exhorto a que uses esas armas contra nuestros enemigos, que son “el mundo, el demonio, y la carne”, así como nuestra Madre la Iglesia nos enseña, para que, con la ayuda de la Gracia, alcances la santidad, que es la unión con Dios.

Te presento a continuación una estrategia valiosísima, que muchos santos han utilizado en su vida espiritual. Un método muy antiguo, práctico y sencillo, basado en la Palabra de Dios para orar y transformar la vida. No es complicado, de mucho provecho aunque no tengas gran conocimiento de la Biblia.

 

 

 

 

Se llama LECTIO DIVINA (se pronuncia leccio divina, y tiene 5 pasos: lectio, meditatio, oratio, contemplatio, actio). “Es leer la Palabra de Dios en oración y escuchar lo que Dios me dice, para después yo hablar con Él y vivir lo que esa Palabra me dijo”.

En silencio y recogimiento, toma en tus manos la Biblia (selecciona una perícopa , o sea un relato o discurso con unidad), o el Leccionario- o misalito mensual- (con las lecturas de la misa del día), selecciona una lectura. Y haz los siguientes pasos:

 

 

I INVOCA AL ESPIRITU SANTO

II LEE LA PALABRA DE DIOS

III MEDITA LA PALABRA DE DIOS (Meditatio) o ECO

IV ORA LA PALABRA DE DIOS (Oratio)

V CONTEMPLA LA PALABRA DE DIOS (Contemplatio)

 

 

I INVOCA AL ESPIRITU SANTO

 

 

Para que te ilumine y de sabiduría para entender la Palabra en la fe. Sin el don del Espíritu no penetrarás hasta el fondo de la Palabra y caerás en interpretaciones a tu antojo. Invoca con humildad al Espíritu Santo como tú gustes, aunque te sugiero esta oración:

“¡Ven Espíritu Santo. Ven por la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María Santísima, tu amadísima esposa!” (Tres veces).

 

 

II LEE LA PALABRA DE DIOS (Lectio)

 

 

Lectura lenta y atenta con la seguridad que estás escuchando al Señor. Lee sin prisa, y no digas: “Esta palabra ya me la se”. Lee y relee (2, 3 o 5 veces), incluso, si te ayuda, en voz alta. Si quieres mirar con la imaginación: personajes, ambiente, sentimientos, acciones... Puedes subrayar con lápiz una idea o frase que te impacte o si llegas a una frase que te pegue, detente ahí. Esa frase se llama ECO (porque resuena dentro de tu interior).

 

 

III MEDITA LA PALABRA DE DIOS (Meditatio) o ECO

 

 

Dejar que resuene, rumiar y asimilar esa Palabra para que entre a lo íntimo de tu corazón. Si quieres cierra los ojos. En esa frase ECO ¿Qué te dice el Señor? Te sugiero que escribas ese ECO: debe ser una frase no tan larga (Puedes tener un cuaderno para escribir lo que diario te dice el Señor). Mastica esa Palabra confrontándola con tu vida.

 

 

IV ORA LA PALABRA DE DIOS (Oratio)

 

 

Orar respondiéndole a Dios después de escucharlo. Es decir “sí” a su Voluntad y a su plan para tí. Es conversación con Dios Padre, o Jesús, o el Espíritu Santo, o los tres. Es alabanza, perdón, acción de gracias, petición, adoración... Orar es lo que tú le dices al Señor. Con confianza pedirle fuerza, entregarse a Él, disponerse a su poder, decirle gracias, exaltarlo... Orar no es sólo sentimentalismo, aunque sí intervienen los sentimientos. Es buscar la Voluntad de Dios para vivirla.

 

 

V CONTEMPLA LA PALABRA DE DIOS (Contemplatio)

 

 

No es una técnica, el mismo Señor te introduce en ella. Es un don del Espíritu que brota de la Lectio bien hecha. Aquí tú eres pasivo, la acción le corresponde a Dios. Cierra tu cuaderno y tus ojos. No hables. Descubrirás con el corazón, no con la mente, el misterio divino. “Yo lo miro, Él me mira”. Descansa en Él, ábrete a su amor, acoge su reino dentro de tí. Todo es don y gratuidad.

 

 

VI ACTUA Y CONSERVA LA PALABRA EN LA VIDA (Actio)

 

 

¿Qué vas a hacer hoy con esta Palabra?. Hacerla realidad, transformarla en vida vivida, como Jesús. Decidir actuar en concreto según los valores evangélicos. Es trazar una línea de acción a la luz de esta Palabra. Si haces este paso siempre, tu vida será cada vez más coherente, con frutos del Espíritu: amor, paz, gozo, servicio...

Respecto al tiempo, la lectio divina se lleva media hora, o una o tres horas. Depende de las circunstancias. Aconsejo sea diaria. El sábado o domingo, o un día libre puede durar más.

El lugar puede ser cualquiera, que reúna las condiciones de recogimiento y silencio: casa, cuarto, campo...Sería óptimo en una capilla o templo, ante el Santísimo expuesto o ante el Sagrario. Al principio, para aprender bien, hacer taller en grupitos. Después en soledad con Dios.

 

 

EL ROSARIO

 

 

SINTESIS DE LA HISTORIA DEL ROSARIO

 

 

La oración del Santo Rosario tiene una larga historia.

Entre los libros de la Biblia, encontramos el “Salterio” o libro de los salmos, que siempre han sido utilizados para la oración. Este salterio está compuesto por 150 salmos.

En el siglo IX, en los conventos, la oración que hacían los monjes se llamaba “oficio divino”; en él se cantaban los 150 salmos. Tal oración era monopolio de los religiosos, ya que el pueblo cristiano no podía rezarlos, pues la mayoría de la gente no sabía leer, y, además, los libros del salterio o de los salmos eran muy caros por ser copiados a mano.

Una vez, un hermano lego se quejó porque no podía orar como los monjes, y un buen monje le dijo: “¡En lugar de los 150 salmos del oficio divino recita 150 Padrenuestros!”. Este método se difundió rápidamente y se le llamó el “salterio de Padrenuestros”.

En el siglo XI la oración del Avemaría fue entrando en los salterios de Padrenuestros. Y poco después aparecieron los “Salterios de Avemarías”, de modo que unos rezaban el “salterio de Padrenuestros” y otros el “salterio de Avemarías”.
En el año de 1400, el monje cartujo Egerio Kalcar, integra los dos salterios en un solo salterio, y lo divide en decenas de Avemarías separadas por un Padrenuestro.

La oración del Avemaría en esas fechas constaba del saludo del ángel y la felicitación de Santa Isabel, lo que es hoy la primera parte del Avemaría.

Una tradición afirma que la Santísima Virgen reveló a Santo Domingo la composición del Rosario. Creemos más bien, que nuestra Santa Madre quiso darle a este santo una misión especial, dada su lucha contra los herejes de su tiempo. Ciertamente Santo Domingo en su época implantó la devoción al rosario como nadie. Ya siglos más tarde, sus hijos los dominicos fueron iniciadores y promotores de las Cofradías del Rosario, además de que fueron modificando su rezo. Las 150 Avemarías se dividieron en tres bloques de 50; cada bloque con 5 decenas, que, sumándolas daban 15 decenas. En 1521 a cada decena se le llamó misterio porque iba precedido por una meditación corta.

El 15 de mayo de 1569, el papa Pío V añadió al Avemaría lo que hoy llamamos la segunda parte:

“Santa maría, madre de Dios...”.

Así, el Avemaría quedó integrada por tres motivos:

- el saludo del ángel,
- la felicitación de Santa Isabel a María,
- y la súplica de la Iglesia a la Madre de Dios, para que ruegue por nosotros en la vida y en la muerte.
Pío V le dió al rosario la forma que usamos hasta ahora, contemplando 15 misterios: 5 gozosos, 5 dolorosos, y 5 gloriosos.

En documentos de 1613 se encontró la jaculatoria “Gloria al Padre...” al final de cada decena. Más tarde, en 1700 se empezaba el rezo del rosario con un acto de contrición y se terminaba con la antífona medieval de la Salve y las letanías lauretanas.

A través del tiempo hubo muchas formas para llevar las cuentas del rosario. Al principio se usaba una bolsa de cuero con dos compartimentos para ir pasando piedritas de uno al otro. Se usó también un cordón con nudos, o hilos gruesos en que se engarzaban semillas o cuentas de madera.

En cuanto al nombre de esta oración, como ya lo vimos, comenzó llamándose “salterio de María” o “salterio de Avemarías”, como un eco al salterio de los 150 salmos, y posteriormente fue nombrado “Rosario”, que significa “corona de rosas”. Cada avemaría es una hermosa flor que ofrendamos a nuestra Reina y Madre, que está unida a nosotros en oración.

El 16 de octubre de 2002, el papa Juan Pablo II en su carta “Rosarium Virginis Mariae” agregó al rosario tradicional 5 nuevos misterios llamados “misterios de la luz”.

Estamos en el tercer milenio y el Santo Rosario sigue vivo. El papa Juan Pablo II, en su carta RVM, preguntó: “¿Qué es, de hecho, el Rosario?” , y dijo: “Es compendio del evangelio, que nos hace volver a las escenas de la vida de cristo. Es camino privilegiado de contemplación. Es el camino de María. ¿Quién conoce y ama a Cristo mejor que ella? Con María contemplamos a Jesús, para ser como Jesús. María nos enseña a contemplar en el sentido bíblico de “memoria”: No sólo nos quedamos en los acontecimientos del ayer, sino que vivimos el hoy de salvación.

María es la mejor maestra, nadie conoce a Cristo mejor que ella. Por eso, recorrer con María las escenas del Rosario, es como ir a la “escuela de María” para leer a Cristo y entender su mensaje.
En el Rosario, María ora con e intercede por nosotros, como en Caná. Lo puede todo ante el Corazón de su Hijo. El papa Juan Pablo II la llama “omnipotente por gracia”: “Quien desea una gracia y no recurre a María es como querer volar sin alas”.

 

 

SU AMOR POR MARIA

 

 

 

 

El Padre Edgar Larrea ha consagrado su vida, su sacerdocio y su misión a la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia, y, por ende, en su ministerio musical, la Madre de Dios tiene especial reelevancia. Es su Madre del Cielo.

 

 

 

 

Padre Edgar Larrea con su madre de la tierra, quien por cierto compuso el canto:

"Lupe Lupita" (dedicado a la Virgen María en su advocación de Guadalupe) y que interpreta el padre Edgar Larrea en su producción: "Matriarka".

 

 

ENLACES DE INTERES

 

 

http://www.comunidadmerkaba.org.mx

http://www.everyoneweb.es/padreeusebiofuentescruz/

http://www.everyoneweb.es/monjacarmelita/

http://www.everyoneweb.es/monjacistercienseinmaculadacedron/

http://www.hermanasclarisas.org

http://www.vatican.va/news_services/or/or_spa/index.html

http://es.catholic.net/biblia/

http://www.pontificia.edu.mx/

http://www.diocesisdecelaya.org.mx/

http://www.cistermex.com.mx/

http://www.everyoneweb.es/ayudaenladepresion/

 

 

CONTACTANOS

 

 

padreedgarlarrea@gmail.com